Ahogamiento o Asfixia

El ahogamiento es un tipo de asfixia. El ahogamiento como concepto puede referirse a un evento pasado o a una acción en proceso. En el Congreso Mundial sobre Ahogamiento del 2002, los expertos citados por la Federación Internacional de Salvamento desarrollaron la siguiente definición: el proceso de experimentar impedimento respiratorio por la sumersión o inmersión en un medio líquido. Puede resultar en muerte o ser interrumpida por el rescate oportuno con la efectiva atención de emergencias.

En 1939 fueron introducidos los conceptos Semiahogamiento y Ahogamiento para estudios forenses habiéndose demostrado no tener fundamento, agregando equívocos a la terminología y definición. En 1971, J. H. Modell propuso las siguientes definiciones, con ligeras modificaciones en 1981: Ahogamiento húmedo o con aspiración de agua, a la muerte por los efectos combinados de asfixia y cambios secundarios a la aspiración de fluidos mientras se sumerge. Ahogamiento seco o sin aspiración a la muerte por obstrucción respiratoria y asfixia mientras se sumergía en un medio acuático.

Semi Ahogamiento sin aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la asfixia debido a una sumersión en un medio líquido. Semi Ahogamiento con aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la aspiración de fluido mientras se está sumergido. Otros han definido el ahogamiento como la muerte después de la sumersión o muerte que ocurre después de la admisión hospitalaria y semi ahogamiento, a la supervivencia después de la sumersión, dentro de las 24 horas del episodio.

Hablando en términos estrictos, el ahogamiento causa la muerte, pero el término también se usa para los casos que no desembocan en fallecimiento (casi ahogamiento), de manera general cuando hay una asfixia aguda (falta el aire) de una persona que se encuentra inmersa.