Formación Primeros auxilios

Formación Primeros auxilios

En primer lugar, debemos definir qué se entiende por Primeros auxilios. Los Primeros auxilios son aquellas medidas terapéuticas que les son de aplicación a todos aquellos accidentados que requieren de asistencia urgente hasta la llegada del personal médico especializado. Su principal objetivo es paliar el dolor, disminuir la intensidad de la lesión y evitar una agravación o empeoramiento de la salud del paciente e incluso evitar su muerte.

Destacan por ser de gran utilidad ante cualquier urgencia e imprevisto que pueda presentarse en nuestro día a día. Ya sea en nuestro hogar, en un lugar de trabajo o en la calle, determinadas situaciones nos obligan a reaccionar de una forma concreta a fin de atender y salvaguardar la salud del accidentado hasta la llegada de profesional sanitario.

La importancia de los Primeros auxilios

Formación Primeros auxilios

Tener conocimientos en primeros auxilios es fundamental a la hora de enfrentarnos a cualquier adversidad o accidente que se nos presente. Por ello, disponer de una buena formación primeros auxilios es vital para ayudar, por ejemplo, a alguien que ha sufrido un ataque al corazón o a una persona que está padeciendo una asfixia.

Practicar una RCP (reanimación cardiopulmonar); hacer frente quemaduras, golpes de calor y lipotimias; o atender alguien que ha sufrido una fractura o un esguince, son algunas de las situaciones en las que podremos aplicar nuestros útiles conocimientos de primeros auxilios prestandoles la debida atención accidentados a fin de salvar sus vidas.

¿En qué clase de accidentes podemos usar los Primeros auxilios?

Como hemos señalado, el principal fin que perseguimos con la práctica de estos Primeros auxilios es que las lesiones que la persona ha sufrido no empeoren.

Una de las situaciones en las que podremos practicar los Primeros auxilios será en los denominados como accidentes de trabajo. Es decir, aquellas lesiones que el trabajador sufra como consecuencia del trabajo realizado por cuenta ajena. A pesar de que la empresa deba facilitar al trabajador unas garantías mínimas a la hora de evadir los riesgos laborales, cada sujeto, durante su jornada de trabajo, es responsable de su seguridad y de su salud frente a los riesgos que pueda sufrir.

Algunos de los riesgos más comunes son: caídas, quemaduras, contusiones, atrapamientos, choques, golpes, cuerpos extraños en los ojos, sobreesfuerzos, heridas, hemorragias, fracturas, luxaciones y pérdida de conciencia.

Como hemos señalado, al igual que ocurre en el entorno laboral, también existen accidentes domésticos que requerirán de conocimientos en Primeros auxilios. Además de conocer técnicas específicas, disponer de un botiquín en casa o tener a mano el número de los servicios de emergencia, nos será de gran utilidad para enfrentarnos a cualquier accidente doméstico. Cabe destacar que ancianos y niños son dos de los colectivos más vulnerables a la hora de sufrir accidentes y lesiones.

Los accidentes más frecuentes en el hogar que pueden darse son: quemaduras leves o graves (provocadas por sartenes hornillos fuego etc.); atragantamientos y obstrucción de las vías respiratorias; intoxicaciones por productos químicos o tóxicos; cortes e incisiones; heridas varias; traumatismos y contusiones por caídas o resbalones.

Pasos a seguir para practicar los Primeros Auxilios

Los Primeros auxilios están compuestos de una serie de pasos que debemos seguir para salvaguardar la integridad y la salud del paciente a fin de evitar un empeoramiento. En este caso, al practicarlos, seremos el primer eslabón que inicie la cadena de supervivencia del accidentado.

curso-primeros-auxilios

Primeramente, debemos reconocer si nos encontramos ante una situación de emergencia, ya sea en un entorno laboral o en uno doméstico. En segundo lugar, procederemos a evaluar la gravedad de la situación en la que se encuentra la persona que vayamos a asistir. Por último, procederemos a darle los auxilios correspondientes según su estado de salud.

¿Cómo debemos actuar ante una emergencia?

Muchos son los usuarios que se preguntan cómo deben actuar ante una situación de emergencia. En primer lugar, todas aquellas personas que se vean sorprendidas por un accidente deben seguir los pasos (PAS): Proteger, Avisar y Socorrer.

Como hemos señalado, primeramente, debemos Proteger al accidentado, a uno mismo y a las demás personas que se encuentren a su alrededor. Convertir el lugar del accidente en una zona segura y alejar el peligro de nosotros y de los accidentados, o viceversa, serán dos pasos esenciales a seguir en apartado de proteger.

En segundo lugar, es necesario avisar a los servicios de atención sanitaria como emergencias, autoridades (policía, guardia civil) o sanitarios. Dando un aviso e informando de la situación facilitaremos mucho la labor de los profesionales que se dirijan a nuestra posición.

Por último, a la hora de socorrer a la víctima, ayudarle a mantener la calma y tranquilizarle son puntos que hay que considerar cuando vayamos a asistirlo. También será de vital importancia no mover al accidentado, realizar una exploración primaria (correspondiente a valorar los signos vitales) y una exploración secundaria (acerca de sus síntomas). Otros pasos a seguir previos a la práctica de técnicas de primeros auxilios o de reanimación cardiopulmonar son los de comprobar su consciencia, respiración, pulso y la existencia de posibles hemorragias.

¿Qué puedo hacer si no tengo conocimientos en Primeros auxilios?

Para todos aquellos que estén interesados, existen un buen número de opciones dedicadas a curso primeros auxilios presencial y curso primeros auxilios online, ya sea tanto para una modalidad presencial como para seguir un método a distancia. En ellos, aprenderemos todo lo necesario para responder correctamente practicando Primeros auxilios a cualquier situación que se nos presente, tanto en una esfera laboral como doméstica.

Situaciones de nuestra vida cotidiana se ven sometidas a grandes riesgos que, en muchos casos, son difíciles de prever. Salvaguardar la integridad física de nuestros mayores, nuestros hijos o de nuestros compañeros de trabajo, pueden garantizar un correcto desenlace de un inesperado accidente.

Al igual que ocurre para la formación socorrista, está disponible la variedad de curso socorrismo, para todos los usuarios que busquen conseguir una excelente formación académica para desempeñar el trabajo de socorrista en piscinas y playas, además de unas nociones primarias con un curso primeros auxilios básicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *