Salida en Natación

  • En el ámbito competitivo cada fase de la prueba de natación es importante
  • Aún lo es más en pruebas cortas junto con el ondulatorio y las fases propulsivas de nado.

Tipos de salidas en natación

Se pueden diferenciar dos salidas en natación. El salto desde fuera del agua hacia adelante o dentro del agua con impulso de espalda.

  1. Salto natación hacia adelante: pecho, libre y mariposa.
  2. Impulso en el agua: espalda.

Al igual que cualquier prueba de velocidad, la salida es fundamental. Una salida impecable puede hacer la diferencia del resto de competidores, haciéndote obtener ventaja en cuanto a la distancia. Por el contrario, una mala ejecución puede provocar un mal nado, por lo que es imprescindible practicar la salida en tus entrenamientos. Pero como todo, si no sabes realizar todas las fases correctamente, el resultado no será óptimo. ¿Conoces las diferentes fases de salida?

Fases de salida en natación

  1. Impulso: En esta fase hay que trabajar la potencia del músculo para coger impulso y hacer un gran esfuerzo hacia adelante y no hacia arriba.
  2. Vuelo: Es el momento en el que el nadador se encuentra en el aire. Esta fase se ve especialmente condicionada por la anterior, el impulso. Su objetivo es llegar lo más lejos posible.
  3. Entrada: Se comprende desde que se introducen las manos en el agua hasta que el cuerpo se sumerge completamente. El cuerpo debe estar alineado para mantener la velocidad.

 

  1. Deslizamiento subacuático: Este movimiento es parecido a las patadas de un delfín y termina cuando el nadador empieza a impulsarse dentro del agua.

5 consejos para una salida perfecta de cabeza

  1. Cuando te encuentres con el cuerpo flexionado apóyate con las manos en el borde para poder usar la fuerza para sostener tu cuerpo.
  2. Mantén las rodillas flexionadas, los pies separados con el ancho de la cadera y utiliza los dedos de los pies para agarrarse bien.
  3. Cuando suene la señal debes impulsarte con las manos hacia adelante y posteriormente extenderlas y las piernas hacia atrás. Se debe apuntar con las manos al lugar donde se desea entrar y la cabeza hacia abajo.
  4. Una vez en la altura máxima del vuelo se debe flexionar el cuerpo y se elevan las piernas para efectuar la mejor entrada con el cuerpo alineado.
  5. Hay que cuidar que el cuerpo se encuentre completamente extendido y unido para lograr aumentar la velocidad y la resistencia en la entrada al agua.

5 consejos para una salida perfecta espalda

  1. Coloca tus piernas flexionadas y cuando den la señal de “en sus marcas” ejecuta una posición agrupada; es decir, cabeza bajada, flexiona brazos y coloca los glúteos cerca de los talones para conseguir mayor impulso.
  2. Cuando suene la señal echa la cabeza y los brazos hacia arriba y hacia atrás y extiende las piernas para dar fuerza al movimiento del cuerpo.
  3. En el vuelo junta las manos por delante de la cabeza y arquea la espalda.
  4. Las manos tienen que ser las primeras en entrar y posteriormente se introducen brazos, el tronco y por último las piernas.
  5. En este momento se debe coger todo el aire posible para tener más resistencia una vez te introduzcas en el agua.

Pedir Info Gratis

Noticias Relacionadas :

Origen del waterpolo

Natación Terapéutica