SALIDA EN NATACIÓN… ¿REALMENTE IMPORTANTE?

La natación es aquella habilidad que permite al ser humano desplazarse en el agua

gracias a la acción propulsora realizada por los movimientos rítmicos, repetitivos y coordinados de los miembros superiores, inferiores y el cuerpo, y que le permitirá mantenerse en la superficie y vencer la resistencia que ofrece el agua para desplazarse en ella”. (Navarro et al. 1990).

 

En el ámbito competitivo, cada fase en una prueba de natación es determinante. Si nos centramos en las pruebas cortas, como 50 metros crol, la salida tiene mucha repercusión en el resultado de la prueba, junto con el ondulatorio y las fases propulsivas de nado.

 

Actualmente, con el nuevo poyete, el tiempo de reacción es más corto, pero muchos nadadores sacrifican parte de este tiempo para generar una mayor potencia y realizar un salto más grande. Aquel nadador que realiza una salida más potente y mantiene la velocidad en el ondulatorio consigue una ventaja que en una prueba corta es muy difícil recuperar.

 

Dicho esto… ¿la salida de natación es importante? SI, por lo que debemos enseñarla a los niños desde edades tempranas buscando la perfección… sin olvidar que son niños, al fin y al cabo, es más fácil aprender que desaprender, por lo que les haremos un gran favor en el futuro si saben realizarla correctamente.

 

 

Referencia consultada: Navarro, F., Arellano, R., Carnero, C., Gonsálvez, M. (1990). Natación. España: Impresos Izquierdo, S.A.