Botiquin primeros auxlios

Botiquin-primeros-auxlios

 

Altamente aconsejable en cualquier entorno en el que nos movamos (casa, trabajo, escuela, centros deportivos, etc.), el botiquín primeros auxilios es un elemento indispensable en nuestro día a día ante la posible aparición de cualquier lesión, accidente o contratiempo.

Está considerado como un objeto básico que debe estar compuesto por todos los elementos necesarios que nos permitan hacer frente a cualquier emergencia.

Sigue leyendo nuestro artículo y conoce todo lo que debes saber sobre el botiquin primeros auxilios.

¿Qué es un botiquín de primeros auxilios?

El botiquín de primeros auxilios es una caja, contenedor o bolsa hermética que cuenta con todas las herramientas necesarias para enfrentarnos a cualquier herida, contusión o adversidad que se produzca en un entorno determinado.

Este utensilio deberá estar instalado en un lugar de fácil acceso para cualquier persona, pero fuera del alcance de los más pequeños. Gracias a él podremos enfrentarnos a todo tipo de lesiones que se vayan produciendo, tanto en situaciones domésticas como laborales.

curso-primeros-auxilios

¿Qué debe contener un botiquín de primeros auxilios?

El contenido de este botiquín debe estar compuesto, al menos, de una serie de elementos mínimos, entre los que destacamos:

Manual de primeros auxilios:

  • Pasos a seguir y números de referencia (emergencias, ambulancia, policía, bomberos?).

Autoprotecciones

  • Mascarilla de protección: este tipo de mascarilla se usará en caso de realizar una respiración artificial boca a boca para así evitar el contacto directo con cualquier tipo de fluido de la persona que estemos auxiliando.
  • Guantes de vinilo o látex: serán de gran utilidad a la hora de realizar una cura a fin de protegernos ante un contacto directo con sangre y otras secreciones. Además, su función es la de evitar el contacto directo de bacterias a la persona que atendamos.
  • Toallitas desinfectantes: al estar impregnadas en alcohol servirán para desinfectar nuestras manos. No deben usarse directamente sobre las heridas del afectado.

Protecciones para traumatismos, heridas y quemaduras

  • Vendas de diversos tamaños.
  • Pañuelo triangular: sencillamente útil a la hora de cubrir heridas y quemaduras, improvisar una inmovilización por cabestrillo o realizar un vendaje.

Material de hemostasia

  • Vendas hemostáticas: será útil disponer en nuestro botiquín de diversos tamaños de vendas. Su finalidad es controlar y paralizar las hemorragias que sufra el afectado.

Material de curas

  • Suero fisiológico: es uno de los elementos que no pueden faltar en nuestro botiquín de primeros auxilios.
  • Su función será la de limpiar heridas, quemaduras y otras lesiones similares.
  • Agua oxigenada: una gran alternativa al sueño fisiológico. Sirve para desinfectar.
  • Apósitos y tiritas de diversos tamaños.
  • Algodón: elemento para limpiar heridas de pequeñas proporciones.
  • Esparadrapo.
  • Pinzas sin hendiduras ni dientes: para extraer cristales y otros objetos de pequeñas dimensiones.
  • Gasas esterilizadas de diferentes tamaños.
  • Antisépticos para las infecciones de heridas
  • Tijeras de punta redonda: para cortar vendas o ropa.

Kit de reanimación Cardiopulmonar (RCP)

Ante un accidente, encontramos que la persona involucrada está tendida en el suelo, inconsciente y con problemas para respirar con normalidad. Frente a esta situación, debemos iniciar cuanto antes la correspondiente maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Existen diversos kits RCP de emergencia compuestos por tijeras, guantes de látex, respirador artificial, toallitas húmedas y todo lo necesario para usarlo ante una parada cardiaca ayudados de un desfibrilador. En el caso de no disponer de un desfibrilador, debemos de realizar este tipo de reanimación usando nuestros propios medios.

Asegurar el lugar de los hechos, comprobar la consciencia del lesionado e intentar restablecerlo a la normalidad por medio de insuflaciones y compresiones no interrumpidas son algunas de las indicaciones que debemos de seguir para reanimar correctamente al lesionado hasta la llegada del 112 o de la ayuda profesional.

En este aspecto, la cruz roja cursos imparte formación destinados al aprendizaje de primeros auxilios cruz roja. En estos cursos, cada uno de los estudiantes podrá aprender todo lo relativo a los primeros auxilios online, primeros auxilios gratuitos, primeros auxilios básicos, primeros auxilios en el deporte, y un largo etcétera, incluyendo, además, iniciación y renovación DEA o soporte vital básico.

¿Dónde es obligatorio disponer de botiquín de primeros auxilios?

Será obligatorio disponer de botiquín en todos aquellos lugares en los que concurra una acumulación o una multitud de personas. Algunos de los lugares en los que es más que aconsejable la presencia de botiquín, están referidos a centros de trabajo, escuelas, oficinas, restaurantes, supermercados, y un largo etcétera de sitios en los que puedan concurrir accidentes y lesiones imprevistas. El botiquín deberá estar situado en un lugar concreto (un sitio limpio, seco y fresco, protegido de la luz solar), y de fácil acceso para cualquier usuario.

También será totalmente obligatorio que, al igual que ocurre en los centros de trabajo, embarcaciones, aviones y otros medios de transporte similares tengan a bordo un botiquín de primeros auxilios.

Botiquín de medicamentos

Aunque muchos usuarios puedan llegar a confundirlo, el botiquín de primeros auxilios y el botiquín destinado a los medicamentos, son cosas totalmente distintas. En el botiquín de primeros auxilios no debemos almacenar medicinas, fármacos y otros elementos similares como termómetros, cremas, etc. Será en el botiquín médico donde podremos almacenar todos aquellos utensilios destinados a curar o prevenir efectos adversos sobre la salud del paciente (analgésicos, antinflamatorios, cremas y ungüentos para picaduras o quemaduras, etc.).

En este sentido, el botiquín de primeros auxilios está destinado a guardar exclusivamente aquellas herramientas y objetos que serán de uso preferente ante un medicamento (gasas, tiritas, vendas, agua oxigenada?).

Recuerda que el botiquín, a fin de preservar el estado óptimo de cada uno de sus elementos, debe ser revisado cada 3 o 6 meses. De esta forma, nos aseguraremos de que ninguno de sus componentes ha caducado y de que siguen manteniendo todas y cada una de sus propiedades para hacer frente a las heridas, quemaduras, contusiones y otras lesiones que presente el paciente a auxiliar.

Solo de esta forma, y con el uso adecuado del botiquín, estaremos preparados para atender cualquier eventualidad que se nos presente, desde los incidentes más comunes ocurridos en el hogar, hasta aquellos más complejos ocurridos durante una jornada laboral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *