Natación para bebés, ¿moda o historia?

 

Natación para bebés, ¿Moda o Historia?

El objetivo de la natación para bebés no solo es proporcionar una autonomía para el bebé en caso de caída o accidente acuático y poder prevenir un ahogamiento.

sino que tiene también una función en el desarrollo del niño, su ritmo de crecimiento, su motivación, sus necesidades, y su diversión.

Pero contestando al la pregunta; la Natación para bebés es una moda introducida por los centro de Ocio y Deportivos? que base científica y experimental tiene?

Pues bien la Natación para bebés empezó en los Estados Unidos siendo trasladada a Europa, en concreto a París. Existe documentación, investigaciones y experimentos.

Sobre el año 1968 de algunos entrenadores de natación Franceses (Jacques Vallet), visionaban películas procedentes de los Estados Unidos en la que se veían a unos niños evolucionando en agua.

Con esta motivación empezaron a sus estudiar e investigar sobre las reacciones fisiológicas de niños pequeños en el medio acuático, y sobre sus consecuencias psicomotrices de esa experiencia, así como sobre el método establecido.

Los objetivos de la Natación para bebés eran originalmente

«deportivos. Educativos, utilitarios»,

algún libro data de 1974, donde se recomendaba que la natación para bebés para resolver problemas de respiración, equilibrado y de propulsión, aplicando un método en el que se definía en diez niveles de progreso.

En sus objetivos, entre los que figura el que la natación para bebés fueran futuros nadadores, donde no existía un espacio para el juego y la libertad para explorar el medio y jugar.Del mismo modo, la educación de la época no permite al niño tener iniciativas.

Según ese método expuesto, se proponen muy pronto inmersiones, a veces incluso en la primera o en la segunda sesión. Se realizan en tres tiempos, que cuenta el adulto; a la de tres, el niño se encuentra totalmente sumergido sin haber podido elegir.

Como se puede comprobar estábamos en los comienzos de esta actividad, ya que se evidencia de la falta de experiencia, sentido y estableciendo los objetivos como puramente “competitivos”.

Actualmente sabemos que una inmersión demasiado apresurada desencadena llantos y rechazo. Algunos niños se niegan a repetir; otros en cambio, no tendrán problemas en aceptarla.

 

La pedagogía  del momento, de tipo directivo pretende solamente que el niño, a través de adiestramiento, condicionamiento y manipulación, adquiera unas técnicas de natación que hoy día nos parecen carentes de interés.

Sin embargo, hay que destacar que en aquella época los animadores escuchaban a los niños  y no eran indiferentes a sus lagrimas y a su rechazo y siempre actuaban con mucha delicadeza y dulzura.

En 1972, Jacques Vallet establece una Comisión Nacional de Natación Preescolar y propone unos cursos de formación, entre ellos los que permitan abrir en Francia los primeros centros de natación para bebés, dando comienzo así a la especialización de profesionales con el primer Curso Monitor de Natación para Bebés.

La primera instalación adecuada fue la de Champigny, en la región de París, piscinas abierta a padres e hijos, siendo ademas esta misma instalación el centro de formación a nivel nacional francés de Curso Monitor de Natación para Bebes, donde se elaboraron los primeros materiales técnicos.

Esta nueva tendencia deportiva e inquietud hizo que el doctor Guy Azémar, director del centro Pierre Madeuf, junto con su equipo, avanzara sus investigaciones en la piscina del centro de pedagogía experimental Pierre Madeuf.

Sus observaciones sobre los aspectos neuromotores, psicomotores y afectivos en la natación para bebés, ponen en evidencia las interacciones adultos –niños el comportamiento lúdico y las conductas exploradoras espontáneas del niño en el medio acuático.

Su negativa a manipular al niño, le lleva a descubrir la importancia de las actitudes paternas sobre el comportamiento explorador del  bebe.

 

 Natación para bebés, ¿Moda o Historia?

El centro Pierre Madeuf es durante un tiempo lugar de intercambio y de encuentros que permiten un estudio continuado de la adaptación de la natación para bebés al medio acuático así como el cambio de tendencia en los redefinición de los objetivos de <<no competitivos a lúdicos>>

En 1975 Jacques Vallet y Guy Azemar elaboran conjuntamente un documento fundacional, al tiempo que la circular ministerial establece las condiciones reglamentarias de la iniciación acuática de natación para bebés en su primera infancia.

Otros estudios reveladores como los de Claudie Pansu con la ayuda de una psicóloga, hicieron posible la elaboración de un cuestionario sobre la inmersión propuesta como condición.

El análisis de las respuestas demostraba que tan sólo el 15% de los niños de tres años del muestreo que participaban en la actividad natación para bebés se encontraba a gusto en el agua; es decir, saltando,zambulléndose y recorriendo una pequeña  distancia sobre y bajo el agua sin material de sujeción y sin ayuda de un adulto.

Las observaciones y resultados de dichos estudios impulsaron a los Monitores de Natación para Bebes a buscar alternativas y a preguntarse del porque el otro 85% de los integrantes de los grupos de natación para bebés no se encontraba cómodo en el agua; siendo este hecho el que impulso la idoneidad de una pedagogía interactiva diferenciada basada en el placer, el juego y las relaciones.

Era importantes que respetara al mismo tiempo los miedos y angustias de esa mayoría de de natación para bebés que rechazan el agua y la inmersión.

 

Extracto del Curso Monitor de Natación para Bebes..

Bibliográfica:

ENSEPS, que paso a ser INSEP ( Escuela Nacional Superior de Eduacion Fisica y Deportes de Francia)

Claudie Pansu: Bebes Nageus-Diplomada Brevet dÉtat dÉdicateur Sportif