En caso de accidente, debemos tener claro cómo y cuándo debemos actuar. Para auxiliar correctamente al accidentado existe la metodología de asistencia conocida por las siglas PAS en primeros auxilios.

Estas palabras se crearon en ese orden para que coincidan con las funciones que hay que realizar ante un accidente con una o más personas que necesiten asistencia médica especializada. Conoceremos en qué consiste cada procedimiento.

Proteger ,  Auxiliar y Socorrer

Proteger

En primer lugar, hay que procurar que el daño no se propague a otras personas o incluso nosotros mismos. Debemos establecer una zona segura para asistir a los accidentados.

Algunas acciones de proteger son:

  • Tras un accidente de tráfico debemos aparcar delante del accidente, estacionar correctamente los vehículos, señalizar y llevar el chaleco reflectante para evitar atropellos.
  • A continuación identificamos posibles riesgos como la corriente del coche.
  • Si se produce una descarga eléctrica en la víctima, en primer lugar desconectamos la corriente.
  • Ante una víctima con quemaduras graves hay que alejar a la persona del foco que provoca la quemadura o bien eliminarlo (un fuego, una plancha)
  • Si el accidente se ha producido en un espacio reducido (ej. alcantarillado) debemos asegurarnos de que el aire es respirable y que es seguro bajar.

Si tras una evaluación de la zona llegamos a la conclusión de que no es seguro activar el procedimiento, pasaremos directamente a la siguiente fase.

Avisar

En esta fase necesitaremos un teléfono para llamar al 112, número de emergencias en España. El número es gratuito y se puede llamar incluso sin tener tarjeta en el teléfono móvil o sin tener cobertura, ya que todas las compañías están obligadas a prestar cobertura.

Una vez que realizamos la llamada seguiremos el siguiente orden:

  • Explicar lo ocurrido con el mayor número de detalles posible.
  • Indicar el lugar exacto o dirección del accidente (calle y número o carretera y punto kilométrico).
  • Número de afectados y estado de los mismos.
  • Peligros fuera de control (incendio en edificios, postes eléctricos caídos) para avisar a especialistas que los erradiquen.
  • Identificación de la persona que llama
  • Si algo cambia durante la espera no dudamos y volvemos a llamar a emergencias.

Por otro lado si observamos que la emergencia es médica (infartos o ictus) llamaremos al 061 donde un especialista nos guiará con los pasos que debemos seguir para socorrer a la víctima. Sin embargo, no podemos optar de las mismas ventajas de 112, este número si conlleva un gasto y es necesario tener cobertura para realizar la llamada.

Socorrer

En esta fase de la conducta PAS procederemos a dar los primeros auxilios, en el caso de poseerlos, a los accidentados. Si no poseemos ningún conocimiento sobre cómo proceder es mejor permanecer junto al herido para evitar agravios en las heridas.Poseemos formación en primeros auxilios y es de gran importancia mantener la calma a la hora de proporcionar asistencia ya que esto también tranquilizará al herido.

Lo primero que debemos hacer es si nos encontramos en un accidente donde hay varios heridos, identificar cual está en mayor estado de gravedad.
Una vez que los hemos identificado, no movemos al paciente (ej. no retirar casco en accidente de moto) ni le proporcionamos agua o comida si el accidentado ha recibido golpes en cabeza, tórax o abdomen.

Procedemos a evaluar las constantes vitales: respiración, consciencia, pulso y posibles hemorragias. En una segunda exploración observaremos: posibles deformaciones, movilidad, puntos dolorosos, contusiones…

Es de obligado cumplimiento realizar los dos primeros pasos de la conducta PAS si se da un accidente. De no hacerlo, se cometo un delito de omisión de socorro recogido en el artículo 195 del Código Penal:

  1. El que no socorriese a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses.
  2. En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno.
  3. Si la víctima lo fuere por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de prisión de seis meses a 18 meses, y si el accidente se debiere a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años.

Solo en caso de una zona segura donde no exista amenaza que ponga en peligro la integridad física de uno pasaremos a la fase de socorrer.