Porque enseñar a nadar a los niños-4 Motivos

Porque enseñar a nadar a los niños

Es importante porque enseñar a nadar a los niños.

Que tu hijo aprenda a estar familiarizado con el agua ademas de nadar; no es solo una cuestión es solo una cuestión estética sino que es algo fundamental en niños y alevines. Como ya comentabamos en otro post prevencion de ahogamientos accidentales,

Es mas que conveniente que los niños sepan defenderse en el agua.

Ya que sabemos el 22% de las muertes accidentales ocurrieron en la vivienda, donde el 86.9% de las víctimas eran niños menores de 3 años.

El agua es el elemento común de preferencia de todos los niños para las vacaciones de verano, ya sea en la playa o en la piscina.

No obstante algunos niños pequeños intentan evitarla a toda costa debido al temor que les causa.

Porque enseñar a nadar a los niños para que pierdan el miedo, pero con seguridad.

Ademas hay que ayudarles a adaptarse al agua de forma progresiva, sin obligarles y haciendo del medio acuático algo divertido y excitante.

 

Veamos a continuación cinco consejos para vencer el miedo al agua:

 

Proporcionarles seguridad:

Para vencer el miedo, es necesario que el niño se sienta seguro en el entorno acuático.

Sus primeros contactos deben realizarse siempre en compañía de un adulto que le proteja.

Evite que el niño se lleve algún susto, que solo incrementará su miedo.

 

Adaptación progresiva:

El contacto con el agua, tanto del mar como de la piscina, debe realizarse en pequeños pasos.

En vez de meter de golpe al pequeño en el agua, es mejor jugar con él un rato en la orilla, o sentado en el bordillo, para que note las primeras sensaciones.

No obligarle:

Forzarle a bañarse o castigarle y regañarle por no querer hacerlo tan solo servirá para aumentar la hostilidad del niño hacia el medio acuático.

Se debe tener paciencia, no acelerar la inmersión y dejar que él mismo establezca su ritmo.

Prestarle ayuda instrumental:

Flotadores, manguitos, burbujas o churros son algunos de los instrumentos acuáticos que se pueden proporcionar al niño para incrementar su seguridad en el agua.

Es preciso mostrarles poco a poco, nunca de golpe, que gracias a estos objetos pueden mantenerse a flote.

Siempre hay que comprobar que sean seguros y que estén adaptados a la edad del pequeño.

El agua como juego:

A través del juego se puede conseguir que los niños pierdan el temor al agua.

En vez de percibirla como un elemento peligroso, la consideren como un medio divertido.

En la playa se pueden inventar numerosos juegos en la orilla que le ayudarán a adaptarse poco a poco.

En la piscina se puede optar por jugar con algunos objetos en los escalones, en la piscina infantil o en el bordillo, si no hubiese esta opción.

Estas recomendaciones son un extracto de la asignatura de Didáctica Acuática para niños de nuestro curso de Monitor de Natacion Nivel-1